Cucaracha asiática

Se trata de una cucaracha (Blattella asahinai) muy similar a la germánica salvo en tamaño de alas y abdomen y también en su vuelo siendo este más delicado. Otra diferencia es que se ve atraída por la luz, al contrario que la alemana que vive en interior, la asiática también le gusta habitar el exterior, sobre todo en zonas sombrías y húmedas. Además, ésta cucaracha asiática es de color más claro, y posee dos líneas marrones en cada costado.

 

Es una cucaracha de relativamente reciente descubrimiento en Japón, en 1981, aunque hoy en día se encuentra dispersa por todo el mundo.

 

Abunda en los meses de primavera – verano, viéndose fácilmente mermado el número de ejemplaren en lo que se adentra el invierno debido a la bajada de las temperaturas a las que son muy sensibles. Los puntos más altos son de Febrero-Mayo y Agosto-Septiembre. Las ninfas son fácilmente visibles de Mayo hasta Agosto, siendo más difíciles de percibir en las siguiente puesta debido al cambio de temperatura del mes de septiembre y octubre.

 

 

Tienden a formar nidos entre la hojarasca de jardines, donde depositan sus huevos que eclosionaran en las primeras semanas de verano.

 

Las hembras ponen entre 3-4 ootecas viables a lo largo de su vida. Las ootecas son unas capsulas con huevos, con una separación entre puestas de 13 días, en las que cada una de ellas consta de una media de 38 huevos, con un alto índice de éxito. Los huevos tardan 19 días en desarrollarse y eclosionar, tardando hasta los 67 días en convertirse en una cucaracha asiática adulta y madura capaz de continuar con la reproducción de la especie.

 

Las hembras son las más longevas con 104 días, mientras que los machos no sobrepasan normalmente los 50 días.

cucarachas asiaticas

 

Debido a su atracción por la luz, y sin dejar de ser una especie nocturna como otras muchas cucarachas, es fácil verlas chocar contra farolas, televisores, o lámparas en las casas, gracias a si facilidad de vuelo y por la atracción por la luz que las caracteriza.

 

Por otro lado, el que estas cucarachas sean tan agiles, dificulta su control con métodos tradicionales que sí que funcionan con otras especies como la muy parecida, cucaracha alemana. Para esta especie y ayudándonos de su costumbre, es necesario cambiar la metodología y emplear otro tipo de trampas. En este caso, gracias a su atracción por la luz , son válidas lámparas ,bombillas incandescentes, todas ellas de uso corriente para control de plagas.

 

En Estados Unidos ha resultado un gran aliado contra el gusano del algodón, siendo su principal depredador, lo que está ayudando a los agricultores a no perder parte de la cosecha si no fuera por su ayuda.

 

Recuerda que si necesitas nuestro servicio en la isla de Tenerife o en la de Gran Canaria, nos desplazaremos hasta tu municipio para ayudarte a deshacerte de estos indeseables insectos.

 

^